Invierno


01

Abril

2013
Últimos temas
» ✝ Dementium: Welcome to Ibernbur Island {Normal}{+18}
Lun Jun 17, 2013 8:17 am por Invitado

» The End of Our Days [Afiliacion Elite]
Lun Jun 17, 2013 3:02 am por Invitado

» Skipping Stone - Afiliación Élite Confirmada
Miér Mayo 29, 2013 1:41 pm por Invitado

» We Came to Smash - Elite
Vie Mayo 17, 2013 12:24 pm por Invitado

» Rendez-vous; Héd
Jue Mayo 16, 2013 6:04 pm por Irene Brauner

» •• Dirty Passion +18 {ÉLITE} Cambio de botón.
Mar Mayo 14, 2013 6:22 pm por Invitado

» No hay estrellas en este cielo [ Lodewijk ]
Dom Mayo 12, 2013 10:14 pm por Lodewijk T. van Otterloo

» The Balance [Normal]
Vie Mayo 10, 2013 10:21 am por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {+18 || Terror || Un año Online }{Élite}
Lun Mayo 06, 2013 8:14 am por Invitado

Burn In Hell RPGPhotobucketMementoGossip Girl RPGDirty Passionthe game is onFatal Beauty Hogwarts ReductoCruel Intentions

Como matar a tu jefe | Hanna

Exilium :: Harlem :: Hotel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como matar a tu jefe | Hanna

Mensaje por Emil Wolff el Miér Mar 13, 2013 12:06 pm

Era extraño como a veces la Muerte llegaba a ser tan caprichosa. Un buen día te levantabas de la cama, te colocabas las zapatillas, ibas al baño a vaciar todo el contenido de la cena de la noche anterior almacenada en tus intestinos y de repente chafabas con tu culo una abeja posada en la tapa del váter. Te picaba como último acto heroico del bicho antes de morir, y luego tú la acompañabas en el misterioso camino que es la muerte porque eres mortíferamente alérgico a estas cosas. En resumen, una fallecimiento absurdo y nada digno de constar en tu epitafio. Eso le pasó al señor Rogers, o al menos eso fue lo que las lenguas fueron contando por todo el hotel de Harlem en escasos minutos, y más tarde, no había persona en el pueblo que no lo supiese. Pero como la mayoría de noticias estrafalarias que surgían, aquella era otra mentira. Al menos en parte. El señor Rogers no había muerto, por muy hinchado y de color morado que saliese por la puerta doble de la entrada del hotel, en manos de los sanitarios. Era una suerte, que no hubiese muerto digo, o su hija de doce años habría quedado huérfana en mitad de un pueblo que apenas conocía, sin nadie más cercano a ella. En esos momentos, yo llegué con la tila prometida hasta el saloncito del hall donde me esperaba la cría sentada en un sofá con gesto traumado, y se la entregué cuidadosamente.

- Quema un poco, sopla.- me senté a su lado y le miré con compasión mientras ella hacía oídos sordos y se quemaba la lengua sin dar muestra de dolor. Había que ponerse en su lugar, no se olvida tan fácilmente la imagen de tu padre convirtiéndose en una berenjena mutante soporífera.- Ya verás como sale de ésta. Dios no permitirá que le ocurra nada malo a un buen hombre como él. En nada estaréis los dos juntos de nuevo dando gracias al Señor por que solo fue un susto.- le confié casi seguro de ello.
avatar
Emil Wolff


Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Localización : Patas arriba

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como matar a tu jefe | Hanna

Mensaje por Invitado el Vie Mar 29, 2013 4:11 pm

--
No podía creer lo que me contaba una asustada empleada del hotel, cuando llamó dubitativa a la puerta de mi habitación esa madrugada. Uno de nuestros inquilinos había resultado herido de gravedad. Di orden a la estresada chica para que llamara al médico, me levanté como un resorte, y me puse un traje de camisa y falda ajustada hasta la rodilla. Todo muy puritano, tan santo que al mirarme al espejo aparentaba tener muchos más años de los que en verdad tenía. Quizá hacía tiempo no lo hubiera pensado, pero ahora… odiaba el monocromismo que nos obligaban a usar. Y lo peor, era que no era una obligación estatal, sino más bien unas reglas estúpidas que ahora mismo, odiaba. Me recogí el pelo en un moño apretado, lo más rápido que pude, y 10 minutos después salía de la habitación para reunirme con los sanitarios que ya atendían al desdichado hombre.

- ¿Qué ha pasado?- pregunté de forma imperativa a un médico. Su respuesta me asombró, pero más lo hizo el estado en que estaba el hombre. Debía ser una abeja grande… agradecí su rápida respuesta, y le recalqué dos veces que me llamara para informarme de su estado. Era parte de mi trabajo, suponía. Acompañé al desdichado enfermo y al equipo médico, y tras despedirme, volví hacia el hall…iba a necesitar algo fuerte para quitarme el aspecto amoratado del hombre de la mente. Pero aún no tenía tiempo de ello…en la sala estaba su hija… y uno de mis empleados… contuve la cara de asco y la risa que iba a salir de mis labios al escuchar sus palabras. Lo que no pude retener, fueron mis palabras.- Yo no esperaría mucho de Dios. A él le damos igual. Nuestros padres le dan igual. Nuestras enfermedades y penurias le son indiferentes. Pero puedes confiar en los médicos. Ellos le salvarán si está en sus manos- llamé a una chica de la limpieza y señalé a la niña-cámbiala a otra habitación. Asegúrate de que sus cosas son trasladadas a su nueva estancia y de que no le falte nada…- esperé a que se fuera para girarme hacia Emil - No deberías meterle pájaros en la cabeza a esa chica.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Exilium :: Harlem :: Hotel

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.