Invierno


01

Abril

2013
Últimos temas
» ✝ Dementium: Welcome to Ibernbur Island {Normal}{+18}
Lun Jun 17, 2013 8:17 am por Invitado

» The End of Our Days [Afiliacion Elite]
Lun Jun 17, 2013 3:02 am por Invitado

» Skipping Stone - Afiliación Élite Confirmada
Miér Mayo 29, 2013 1:41 pm por Invitado

» We Came to Smash - Elite
Vie Mayo 17, 2013 12:24 pm por Invitado

» Rendez-vous; Héd
Jue Mayo 16, 2013 6:04 pm por Irene Brauner

» •• Dirty Passion +18 {ÉLITE} Cambio de botón.
Mar Mayo 14, 2013 6:22 pm por Invitado

» No hay estrellas en este cielo [ Lodewijk ]
Dom Mayo 12, 2013 10:14 pm por Lodewijk T. van Otterloo

» The Balance [Normal]
Vie Mayo 10, 2013 10:21 am por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {+18 || Terror || Un año Online }{Élite}
Lun Mayo 06, 2013 8:14 am por Invitado

Burn In Hell RPGPhotobucketMementoGossip Girl RPGDirty Passionthe game is onFatal Beauty Hogwarts ReductoCruel Intentions

Hazlo por mí. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Déborah J. Mckenroe el Jue Mar 14, 2013 8:22 am

-Que si papá, volveré pronto enserio. -Ajam, un intento de disipar los pensamientos de desobedercerle al monarca de mi familia. -Que si...enserio. -No me lo creía ni yo misma lo que estaba diciendo, ¿a las 12 en casa? Venga ya, si a esa hora es cuando empieza todo realmente.

Salí de la comisaria que dia a dia visitaba por pura obligación y no pude evitar soltar un suspiro fuerte de alivio. Joder, qué ganas tenía de salir de ahí. Había estado encerrada junto a él cerca de 3 horas y se habían pasado eternas...peor que una clase de matemáticas con la profesora Juliet. Y fué cuando me dí cuenta que me había dejado mis guantes dentro, y yo sin guantes no podía salir a la calle, pues las manos se me agrietaban en nada y dolía muchísimo.

Busqué por la acera contigua a algún conocido, al menos que me sonara su cara, para pedirle si podía entrar a tomar mis guantes sin que el sheriff se enterase. ¿Y quién mejor para hacerlo que Bertram? Ahora faltaba que quisiera hacerlo...cosa que dudé desde el primer momento en que pensé pedirselo a él.

Esperé a que llegara a mi posición, en las escaleras de la comisaría, para agarrarlo sin mucho cuidado de su chaqueta. -¡Bertram! Querido mío. -Dije con una sonrisa totalmente falsa y un sarcásmo más que visible en mi tono de voz. -Quiero mis guantes, los tiene el sheriff encima de su mesa, ¿me los sacas en un momento sin que se entere? -Sonreí ésta vez de manera cómplice, parpadeandole varias veces a forma de súplica. -...porfavor. -Dije lo más bajo que pude ya que el orgullo me hizo hacerlo así, observándole esa cara de mosqueado que llevaba siempre. Pff...seguro que se negaba.
avatar
Déborah J. Mckenroe


Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Edad : 24
Localización : Encerrada en casa (sólo a veces) trabajando como una negra para que todo esté al gusto de mi queridísimo padre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Z. Bertram Crohënberg el Jue Mar 14, 2013 2:52 pm

El oscuro silencio de la iglesia acompañaba a su discreto rezo mientras el cura terminaba de acomodar la iglesia para cerrarla. La casa de Dios decía adiós hasta un nuevo despertar y Zack, que había tenido un largo día en la misma, sólo deseaba salir de allí cuanto antes. Sus oraciones eran la falsedad en hechos, esas plegarias que jamás habían sido escuchadas y que, para variar, seguían sin ser tomadas en cuenta. El diácono había simplificado su fé en la creencia, olvidando la primera y volcándose en la última. Dios ya no era su guía, si no su objetivo.—Hijo.— su llamada a la guerra fue interrumpida por el padre Alejandro, uno de los tantos que llevaban el lugar.—Vete a casa, por hoy hemos terminado.— el anciano sonrío de manera cercana, con su siempre alegre personalidad. Zack asintió y se levantó lentamente de su arrodillamiento ante el Creador, santiguándose en el camino para poder abandonar la sala.—Vaya con Dios padre.— Alejandro contestó con la misma frase, provocando en Zack un tremendo escalofrío.

Las calles empezaban a tornarse oscuras, pues la noche poco a poco comenzaba a caer sobre Harlem. El frío calaba a los huesos y el ambiente empezaba a cargarse levemente de humedad. Ya no llevaba la vestimenta propia de un diácono, había abandonado su posición de siervo de Dios para ser uno más de su rebaño. Iba sin prisas, sin ganas de legar a casa y enfrentarse a la ostigación de las cuatro paredes de su habitación. Sin embargo, un tirón a su chaqueta frenó y cambió su destino. Déborah era la rubia que menos esperaba ver en ese instante. Bertram se preocupó en poner derecha su chaqueta mientras observaba -con seriedad- y escuchaba con detenimiento lo que la muchacha hacía y decía. Sus ojos resplandecían dentro de una súplica que no entendía.—¿Y por qué no entras tú a cogerlos sin que se entere, cielo mío?.— puso el sarcasmo en sus últimas palabras, haciendo incapié en las palabras antes dichas por ella. Bertram no estaba dispuesto a entrar ahí como si fuera un vulgar ladrón y, mucho menos, si se trataba del padre de Déborah. La siriedad era cosa de Zack, que apuntaba en la escena con su humor negro y astiado. Cruzándose de brazos y arqueando una ceja, esperó no ceder ante la petición extraordinaria de la joven.
avatar
Z. Bertram Crohënberg


Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 03/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Déborah J. Mckenroe el Vie Mar 15, 2013 5:01 am

Pude corroborar por el tono de su voz que no haría ese favor por mí...o tal vez sí con algo más de súplica o dándole algo a cambio. Hice una mueca negando con la cabeza a la vez, al pensar en éste hecho. Bajé ,entonces, los dos escalones que nos separaban de altura y me puse frente a él, agarrando ambas caras de su chaqueta para recolocarlas y arreglarlas. Atraje una contra la otra y me dispuse a cerrar los botones, arreglar su cuello y espolsar alguna que otra pelusa, como solía hacer cuando arreglaba a mi padre. Hombres, malditos despistados. -Mi amor, necesito esos guantes, prometo compensarte.-Solté con sarcásmo lo primero y último. -¿No querrás que se me enfermen las manos y que el sheriff se asuste, no? -Dije en un tono añiñado haciendo un pequeño puchero, cual cría pequeña. Aunque en realidad me asustaba más a mí que al sheriff.

Deslicé con delicadeza uno de mis dedos helados por el contorno de su mandíbula. -Ves...están heladas... -Puse entonces ambas manos por la parte de fuera en sus mejillas. Yo ya ni las sentía de tan heladas que estaban, y por el tacto pude notar que la cara de ést tampoco estaba muy caliente, sino hubiera notado algún tipo de alivio. Bajé de mis puntillas ya que o mi altura era un completo desastre o la de Bertram, o él era demasiado alto o yo demasiada baja porque me tuve que poner de puntillas para alcanzar su rostro.

Normalmente siempre que hacía frío, las manos era lo que más sufría. Era como mi madre; las manos se me helaban de tal manera que la piel se me agrietaba y después escocía mucho, tanto que rascarse suponía quedarse sin piel en las manos. Una enfermedad debida por el maldito frío, por ello mi padre se gastaba mucho dinero en ropa buena de abrigo, sobretodo para mis manos...ni el ni yo queríamos verlas en carne viva. -Si vuelvo a entrar no me dejará salir, Zack. -Solté ya dejándome de juegos, metiendo las manos por las mangas de mi chaqueta y juntando los extremos de éstas para que más frio no entrara. -Porfavor, -rodé los ojos apoyandome sobre una cadera. -¿puedes cogerlos? Llevo ahí toda la tarde con él, no sabes lo que me ha costado convencerle para que me deje salir un poco...

avatar
Déborah J. Mckenroe


Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Edad : 24
Localización : Encerrada en casa (sólo a veces) trabajando como una negra para que todo esté al gusto de mi queridísimo padre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Z. Bertram Crohënberg el Vie Mar 15, 2013 1:03 pm

Sintió sus manos frías, le hicieron encogerse sobre sí mismo un poco aunque la diferencia de temperatuas entre la ajena y su rostro no fuera demasiado notoria. Déborah insistía en que él entrara, como si fuera el más indicado para entrar de manera sigilosa en una comisaría de policía. El diácono fruncía el ceño fuertemente, mostrando el descontento por la petición de su rubia amiga. Casi hermana.—Mételas en los bolsillos.— y con una mano apartó de su rostro los témpanos de hielo que la muchacha tenía por manos. Esa sensación desagradable recorrió toda su espina dorsal cuando sintió el fuerte frío que hacía fuera. Se recolocó bien la bufanda que llevaba, pegándola a su cuello y casi cubriendo su boca con la misma. Bertram desvió varias veces la mirada hacia la puerta de la comisaría, aún sin ceder. La chica huía de su padre como si de una plaga se tratase, no la culpaba por ello. El sheriff podía llegar a ser demasiado protector. Gajes de ser padre y de ser, por supuesto, la ley en el pueblo.

Chasqueó la lengua ante la insistencia de su recien adquirida compañera mientras movía rítmicamente una de sus piernas por el frío que estaba comenzando a sentir. El vaho salía de la boca de la muchacha cada vez que hablaba y también de la suya propio cuando pretendía decir algo. Terminó por ceder tras rodar los ojos y hacerse el loco un par de minutos.—De acuerdo tú ganas, me deberás una.— la señaló con el dedo índice mientras caminaba escaleras arriba hacia la puerta de entrada.—Si me coge y me encierra, te delataré y vendrás a pasar la noche conmigo entre rejas.— dicho aquello y sin mirar atrás cruzó hacia el interior del edificio.
Había más de un policía pululando por los pasillos del mismo, haciendo su trabajo mientras le preguntaban a Zack la razón por la cual se encontraba en el lugar. Tuvo que mentir diciendo haber venido a denunciar el robo de su cartera. Aprovechó el momento en el cual el policía se largó a por papeles para rellenar para comenzar a buscar los dichosos guantes de Déborah, maldiciendo una y otra vez el no haberle preguntado dónde se los había dejado. Finalmente pudo divisarlos en una mesa cercana al despacho de su padre, allí donde éste se encontraba rellenando montañas de papeles y habñando distraídamente por teléfono. El rubio tuvo que esconderse tras una pared para que no lo viera a través de la ventana... No quería encontrarse con él. Minutos después y tras esquivar un par de veces la visión observadora del jefe, atrapó los guantes y huyó -literalmente- del policía que le obsequiabacon su servicio.

Bajó las escaleras que lo llevaban ante la rubia de manera precipitaba, notando cómo aquella bufanda comenzaba a sobrarle. La actividad le había subido la temperatura, aunque dentro de poco le volviera a bajar por el frío externo. Le tendió tras un resoplido la ansiada prenda a la mujer.—He tenido que denunciar un robo. He dado tu descripción.— mintió, ni si quiera había llegado a hablar con el agente interesado en que lo hiciera. Zack había tardado alrededor de quince minutos en salir de la comisaría, tiempo en el cual la pequeña nariz de la mujer había tomado un color rojo muy gracioso.
avatar
Z. Bertram Crohënberg


Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 03/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Déborah J. Mckenroe el Dom Mar 17, 2013 10:46 am

No había que ser demasiado tonta para darse cuenta de que su cara no mostraba accesibilidad alguna a acceder a mi petición. Joder, pero los necesitaba, pf. Le miré con una cara de ruego, negando levemente con la cabeza. -Si tuviera bolsillos... -elevé mis manos para mostrarle los costados de mi abrigo. -...ya las hubiera metido. -Le dediqué una sonrisa con algo de repujnancia por lo imparsible que era. Siempre tan serio, tan uraño, peor que un viejo harto de vivir. A veces incluso se parecía mi padre y eso me producía una rabia interna demasiado fuerte, ¿qué tenía el sheriff que todos cogían algo de él? pero todos, todos... O alomejor era que yo estaba perdiendo la cabeza y veía actitudes de mi padre en otros, pero en Zack no, Zack tenía un aire a mi padre.

Deslicé mi mirada por su cuerpo llegando hasta su pierna que movía, tenía frío. Al fin y al cabo pareció ser humano. Tragué saliva encogiendome sobre mi misma debido al frío, la pierna de él se movía pero esque a mi me temblaba todo el cuerpo...debía moverme cuanto antes mejor. Entonces, milagro, accedió a mi petición, si que entraría a buscar mis guantes. -Sí... -dije con dejadez esa palabra. -Oh qué lujo. -Rodé los ojos al pensar una noche con él entre rejas, la cercanía que se podría producir y las horas que estaría con él. Negué rápidamente disipando esos pensamientos que me causaron un escalofrío también debido por el frío y le mandé un beso al aire con los labios, como dándole las gracias.

Esperé entonces fuera, moviéndome de un lado a otro, evitando a los policías que entraban y salían ya que seguro que si me veían ahí pensarían que habría ido a ver a mi padre. Observé a Zack hasta que pude, hasta que se metió un poco más adentro de la recepción y ya mi vista no alcanzó a verlo. Ojala hubiera suerte y los pudiera sacar...porque ahora se me había pasado la posibilidad de que si los veía mi padre seguro que iría al sitio que le dije que estaría para dármelos...y pillaria mi mentira, ya que no estaría donde le dije minutos antes. Bufé, pensando y pensando, esperando que Zack saliera con ellos.

Pasaron 10 minutos y todavía no salía, se habría quedado hablando con el sheriff. Ya apenas notaba la espalda de lo fría que la tenía, ni mi nariz y mejillas. Bufaba moviéndome más acelerada en la puerta para que mi sangre fluyera más rápido, al igual, pero no obtenía resultado, seguía teniendo un frío incontrolable. "Maldita sea, sal ya" Decía entredientes, temblequeando. Y al fin, justo cuando murmuré eso escuché la puerta de la comisaría abriéndose y éste salir corriendo. Me tendió los guantes y solto una gracia. Me puse los guantes de inmediato apretando mis manos una contra otra y frotándolas con cuidado ya que me dolían horrores. -Já, qué problema. Olvidas que mi padre es el sheriff, jamás entrare en una cárcel. -Dije con un tono cabreado porque tenía un frío de mil demonios y la espera se me había hecho más que larga. -La próxima vez tarda un poco más si puedes y me quedo aquí como un cubito. -Solté bruscamente girándome sobre mis puntillas y caminando hacia el lugar donde desde un principio quería llegar, pero por culpa de los guantes no pude.


avatar
Déborah J. Mckenroe


Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Edad : 24
Localización : Encerrada en casa (sólo a veces) trabajando como una negra para que todo esté al gusto de mi queridísimo padre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Z. Bertram Crohënberg el Lun Mar 18, 2013 2:41 pm

Se encogió de homrbos ante las palabras de la rubia, sin poder evitar sentirse imbécil por haber cedido a su petición. Ni si quiera podía ser agradecida después del trago que había pasado. Aquello hizo que Zack se sintiera mal, mal por haberle prestado atención. La chica se dio la vuelta para marcharse y él debío haber seguido su camino de vulta a casa, pero tampoco le apetecía volver al atosigante sentimiento que destilaba la misma. Por unos instantes el diácono se perdió en las curvas formadas de la joven que tenía en frente, como si no supiera de sobra que Déborah le atraía como la miel al oso. Demasiado joven, demasiado insoportable...—Se dice: gracias Zack por haberme hecho el favor y comprender lo cobarde que soy por no entrar a cogerlos yo misma.— elevó la voz para que la ya alejada muchacha lo escuchara.—La próxima vez, desgradecida, dejaré que se te caigan los dedos si hace falta.— negó con la cabeza y metió las suyas propias en los bolsillos de su chaqueta.

Sin saber muy bien la razón, aceleró su paso para posicionarse delante de ella y caminar hacia atrás mientras la miraba.—¿Dónde vas pequeño saltamontes?.— apostaba un brazo a que el sheriff no tenía ni idea de hace dónde se dirigía su imperfecta hija. Esa que sin ningún sentido había sido la oveja negra dentro de una familia puraente devota. Como la suya propia. Zack la entendía, hubiese preferido mil veces no haberse dejado ser por su padre antes que ser la viva imagen del mismo. Sin embargo el tiempo pasado no podía ser cambiado y él, a parte, no ponía nada de su parte para ser diferente. Se refugiaba en esa ira y cobardía casi legendaria que poseía, dejando que sus acciones fueran guiadas por sus sentimientos de rencor y dolor infinitos.—Seguro que papá no sabe nada, ¿verdad?.— entonces se dio la vuelta, caminando junto a ella para no tener ningún accidente del que poder arrepentirse.

Sin nada mejor que hacer, Zack se propuso seguirla a través de la noche. Porque sin que nada supiera la misma, podía llegar a preocuparse por su seguridad e integridad física. La consideraba de la familia, incluso de una manera más cercana que a su propia hermana. Como tal solían tener esos pequeños roces de la convivencia casi diaria, de los encuentros olvidados de los años pasados y del cambio que ambos habían dado. Ella una mujer fuerte y sin pelos en la lengua, él el ser más repulsivo e inmoral del pueblo. El rubio caminaba mirando al suelo, con esa expresión de enfado aplacada por la presencia de la muchacha. Podía picarse con ella, pero Déborah era la paz que tanto ansiaba.
avatar
Z. Bertram Crohënberg


Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 03/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Déborah J. Mckenroe el Mar Mar 19, 2013 10:25 am

Reí hacia mis adentros al haberle dejado atrás, por fin podría poner marcha hacia el lugar que llevaba horas queriendo ir, pero ya llegaría tarde. Bufé. Pues ya apenas notaba las plantas de mis pies de lo heladas que las tenía y mis manos eran ya...peor que cualquier cubito de agua. Maldito frío, mi temperatura había descendido más por culpa de Zack. Arrg. Para colmo lo escuché a mis espaldas dando la nota enmedio de la calle, cosa que me hizo entornar los ojos, tensando mi mandíbula. -¡Oh sí! ¡No sé si ha sido peor esperar fuera o haberme ido sin los guantes! ¡Eres más lento que una tortuga! -Dije alzando la voz al igual para que pudiera escucharme, sin mirar atrás dejando que mis palabras se las llevara la brisa y que envolvieran los oídos de Zack.

De repente segundos después de haber soltado mi sarcásmo me lo encontré delante, caminando de espaldas preguntándome que dónde iría. ¿Y eso a él qué le importaba? Entreabrí mis labios para soltar algo demasiado brusco que seguro que le molestaria, así que me lo pensé mejor y le solté abriendo los ojos, poniendo misterio en mis palabras y facciones. -A la casa el conde. -Palabras calcadas de mi padre. Siempre decía esa frase cuando de pequeña quería saber dónde nos dirigíamos o dónde se iría él, y todavía seguía utilizandola y al final yo la adquirí como parte de mi vocabulario. -Papá siempre sabe que la casa del conde es muy visitada. -Reí ante mi comentario totalmente irónico, apartándole la mirada para ver por donde andaba. - ¡Cuidado, cuidado! -Dije señalando algo que ni yo misma sabia tras su espalda para que se apartara ya de enfrente mía, me agobiaba no ver por donde andaba. -¡La mujer! -Bufé cuando se dió la vuelta antes de que mi broma marchara. Jo, si se hubiera asustado de verdad se lo hubiera estado recalcando cada vez que lo viera, cual cría pequeña. -Ui, ha desaparecido. ¿Qué mágica no? -Me paré unos segundos mirando a los lados como intentando buscar a la supuesta mujer con la que se chocaría si no se giraba, después seguí caminando junto a él.

Caminamos a lo largo de la calle en completo silencio, hasta que cruzamos una carretera algo vacía. La gente estaba empezando a retirarse a sus casas y entonces me fijé en algo: ¿qué hacía Zack por ese camino si su trabajo y casa estaban por el otro lado? Le miré achinando mis ojos directamente. -¿Te voy a tener toda la noche como una lapa o es imaginación mía? -Lo conocía casi a la perfección, pues tenía rasgos en común con mi padre y uno era la sobreprotección, aunque a mí no me sobreprotegía ya que yo no le dejaba. Que sea una mujer no significaba que no pudiera defenderme sóla. Le miré por el rabillo del ojo insistente. -Podrías irte a casa, seguro que te está esperando esa chica a la que NO -Recalqué ese No.- hay que llamar prostituta, porque tú no pagas por sus servicios, sino que ella te los ofrece gratuítamente. -Sarcásmo. -Aunque claro, es más atractiva la oferta de seguirme para luego poderme chantajear con contárselo al sheriff con esos actos que haga para luego sonsacarme algo... -Empecé a pensar en voz alta tonterías, sólo para liarle la cabeza. -Claro que... -Puse la palma de mi mano boca arriba mientras seguía gesticulando con los brazos, imitando los gestos de alguien pensante. -...si supesamos ambas opciones, entre la de la prostituta que NO -volví a remarcar sólo por joder.- es prostituta y la de seguirme, es más factible girarse e irse a casita, ya que no queremos que la prostituta que NO es prostituta se enfade y mañana te deje sin porno, algo totalmente impensable para ella, claro, porque ya tendrá más clientes y el único que se joderá eres tú. -Hablaba entonces como una presentadora de un programa de televisión comenzando a enredarme con lo que estaba pensando en voz alta. -Pues, no quiero que me cortes el royo ni que te quedes sin porno porque...si ya eres serio de normal, si te dejan sin porno... madre mía. Así que... vete a casa. -Concluí ya sin saber cómo más podía enredar las cosas. Me había liado más yo misma que de lo que lo liaría e él seguro.

Ni siquiera sabía donde iba perfectamente. Tenía una idea de donde ir, pero no la tenía clara todavía...no quería problemas con el sheriff y mucho menos con mi preciado hermano, sino me tocaría soportarlos por el resto de la vida si hacía lo pensado. Así que mentalmente empecé a pensar, cosa que pocas veces hacía a la hora de decidir algo, pero ése echo debía pensarlo y concienzudamente. Ya no sólo ponía en riesgo mi relación familiar, sino también la de Zack y más conocidos.
avatar
Déborah J. Mckenroe


Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Edad : 24
Localización : Encerrada en casa (sólo a veces) trabajando como una negra para que todo esté al gusto de mi queridísimo padre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Z. Bertram Crohënberg el Miér Mar 27, 2013 10:52 am

Por vez primera en todo el día y sin saber demasiado bien la razón que lo llevó a ello, sonrió ampliamente mientras su mirada se perdía en las calles del, entonces, desolado pueblo. Podría mentirse a sí mismo si quería, pero la situación le divertía. Déborah pretendía ser esa mujer hecha y derecha que aún su juventud no le permitía, se escondía en la bordería propia de las fieras para enfrentarse al mundo, o más concretamente a su familia, transformándola en el bicho raro y en la insoportable chica que él veía. Sin quererlo se parecía tanto a él mismo que no podía si no quererla como lo hacía. Decírselo o incluso demostrarlo no estaba en sus planes. No significaba no obstante la negación de lo evidente.
El insignificante intento de la rubia por hacerlo desaparecer de su vista no fue más que el aliciente para que Zack se dispusiera con más ímpetu a seguirla.—Eres muy amable, pero no hace falta que te preocupes por mis necesidades sexuales pequeña.—le pasó uno de sus brazos por los hombros, acercándola hacia él en un abrazo más que fraternal e irónico.—Las putas siempre están disponibles.— Déborah se refería a Ruth de aquella despectiva forma desde hacía tiempo atrás. Algo que el diácono no llegaba a comprender del todo y, lejos de causarle algún tipo de sentimiento contrariado hacia ella, que no le importaba.

Deshizo el agarre que le había proporcionado a la chica, volviendo a meter la mano en el bolsillo para conseguir un calor que por aquel instante no tenía.—Te acompañaré a la casa del conde.— era la mentira más obvia que Zack le había podido detectar a la muchacha. La conocía casi a la perfección, o eso solía creerse él, como para ver en ella ese deje que un padre dejaba a sus hijos. En el caso propio, Zack no podría decir nada de él que no le recordara a su padre, a ese hombre que había dedicado todo su tiempo en hacerlo a su imagen y semejanza, así como Dios creó a los hombres. Sacudió la cabeza en busca de su consuelo, comprendiendo que jamás podría ser otro que el propuesto por aquel ruín progenitor que solía llevar al hombro junto con su borrachera.—No tengo interés en volver a casa.— fue sincero y serio, borrando todo rastro visible de la sonrisa anteriormente mostrada. Aunque tampoco es que le ilusionara andar detrás de ella.—Así que dime lo que quieras y métete con quien te plazca, que sólo harás que me entren más ganas de cortarte el royo princesita.— se encogió de hombros en un alarde de indiferencia hacia ella.

Lo que le pasaba por la cabeza a su "amiga" era algo que jamás podía saber, pues su mente divagaba tanto que a penas podía seguirla. Era algo que, a pesar de la molestia que podía ocasionar, le causaba simpatía de la hija del sheriff. Eso y su capacidad para salir diferente dentro de una devota familia cristiana. Suspiró fuertemente entrecerrando los ojos, notaba la cara fría y cómo la nariz se le tornaba roja a él mismo por la baja temperatura.
avatar
Z. Bertram Crohënberg


Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 03/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Déborah J. Mckenroe el Mar Abr 02, 2013 7:23 am

Después de mi mini discuro acerca de lo que podría hacer se negó y dijo que no me preocupara por sus necesidades sexuales, pues sí, era cierto, las putas siempre estaban disponibles y ella seguro que estaba siempre tendida a hacer cualquier tipo de excepción con tal de servirle a él. -Y más la que tienes "contratada". -hice un inque con ambas manos, flexionando los dedos índice y corazón a la vez. -No me extrañaría que dejara de lado a alguien que le pagara más por servirte a tí. -Solté una semi carcajada, silenciosa, notando como uno de sus poderosos brazos se posaba sobre mis hombros, algo que me hizo girar el rostro con lentitud hasta él, sin soltar ningún comentario diciéndoselo todo con la mirada.

Mierda, no recordaba que Zack fuera tan lapa. -Es hora de retirarse, los carcas a estas horas ya están durmiendo y tu no deberías ser una excepción. -Me deshice a la vez que él se separaba del agarre, fue automático por ambos, no era incómodo pero sí extraño. Genial...sólo le estaba dando más ganas de seguirme, sería una bonita y larga noche acompañada por Zack. "¿Probamos psicología inversa?" Me dije mentalmente a mí misma, pero después retiré la oferta. Zack me conocía tan bien que seguro que ese echo le darían más ganas de seguirme. Solté un suspiro sacando todo el aire que había en mis pulmones, mirandole de reojo. -Bien, vamos a casa. -Dije con algo de brusquedad girando la calle, chocándome contra su duro torso y haciendo un recale de dientes al girar, pues, el frío me dió de pleno en la cara.

Caminaba apretandome fuerte los brazos contra mi pecho, intentando que el poco calor que retenía en mi cuerpo siguiera allí. -Seguro que estará Daniel estudiando así que subiremos al desván, hace poco el sheriff lo decoró como si fuera un bar, hay una pantalla gigante y sofás destartalados, estarás en tu salsa. -Le guiñó un ojo acelerando el paso, pensando que aquel plan resultaba más atractivo y que alomejor a él le daba la vena y se iba a su casa, dejándome sola.

Pero no cambió de opinión durante todo el trayecto hasta llegar a casa. Llegamos y abrí como pude la puerta de casa corriendo directamente a la chimenea que estaba encendida, soltando un suspiro al notar el calentor por mi espalda y manos. -Dios...puto frío. -Mumuré por lo bajo, ya que si Daniel estaba cerca seguro que me regañaría y Zack le ayudaría a ello.
avatar
Déborah J. Mckenroe


Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Edad : 24
Localización : Encerrada en casa (sólo a veces) trabajando como una negra para que todo esté al gusto de mi queridísimo padre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hazlo por mí. [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.