Invierno


01

Abril

2013
Últimos temas
» ✝ Dementium: Welcome to Ibernbur Island {Normal}{+18}
Lun Jun 17, 2013 8:17 am por Invitado

» The End of Our Days [Afiliacion Elite]
Lun Jun 17, 2013 3:02 am por Invitado

» Skipping Stone - Afiliación Élite Confirmada
Miér Mayo 29, 2013 1:41 pm por Invitado

» We Came to Smash - Elite
Vie Mayo 17, 2013 12:24 pm por Invitado

» Rendez-vous; Héd
Jue Mayo 16, 2013 6:04 pm por Irene Brauner

» •• Dirty Passion +18 {ÉLITE} Cambio de botón.
Mar Mayo 14, 2013 6:22 pm por Invitado

» No hay estrellas en este cielo [ Lodewijk ]
Dom Mayo 12, 2013 10:14 pm por Lodewijk T. van Otterloo

» The Balance [Normal]
Vie Mayo 10, 2013 10:21 am por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {+18 || Terror || Un año Online }{Élite}
Lun Mayo 06, 2013 8:14 am por Invitado

Burn In Hell RPGPhotobucketMementoGossip Girl RPGDirty Passionthe game is onFatal Beauty Hogwarts ReductoCruel Intentions

Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Exilium el Jue Mar 28, 2013 8:19 pm



"Las tinieblas"



“Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días.”

Nadie sabe como sucedió, nadie puede comprender siquiera como es que algo así puede ocurrir. Lo único que sabes por certeza, es que el mundo que te rodea se ha convertido en sombras. Harlem se encuentra en las tinieblas. En una densa oscuridad. No puedes saber si es día o si es noche, no ves ni las estrellas en el firmamento. Las velas apenas logran contrarrestar la oscuridad, pero no es suficiente. ¿Sientes miedo? Deberías. Dicen que entre las sombras se esconden los monstruos más terroríficos, yo que tu, iría con cuidado.

Tu eres uno de esos que afortunadamente estaban en sus casas, o en el trabajo cuando todo ocurrió. Bajo un techo, bajo un refugio que creías, lograría protegerte de cualquier cosa. El primer día pasó para ti lentamente. Como si una eternidad te separara de la luz del sol, como si nunca más pudieras ver la claridad otra vez. El miedo pudo haberte paralizado, o quizás encontraste en la oscuridad, una compañía amena, pero intrigante. Pero tu error al confiar en tu hogar fue enorme. Nadie está a salvo en ninguna parte, y esa vela que cuidabas con tanto ahínco, o ese fuego que prendiste en la chimenea, tarde o temprano, terminó por apagarse. Y así, el segundo día te encontró en las tinieblas que azotaban Harlem. Un día en sombras y el segundo por empezar. ¿Acaso esto tendría fin? Las preguntas se acumulaban en tu cabeza sin respuesta.

Entonces, escuchaste ruidos cerca. Había alguien más allí, pero eso era imposible ¿Verdad? Seguro estabas imaginando cosas…No. De nuevo, un error. Cuando menos te lo imaginaste, algo golpeó con fuerza tu cabeza, y caíste al suelo, desmayado. Quien sabe cuánto tiempo transcurrió desde eso, hasta que abriste los ojos. La tenue iluminación de unas velas te hizo notar algo extraño…no estabas en tu casa, ni en tu trabajo. En realidad, no estabas en ningún lugar que pudieras conocer. Era una sala extraña, el piso estaba frío, y podía escuchar el goteo de agua rebotando contra el suelo, quizás proveniente de alguna cañería rota. Tuviste miedo, eso seguro.

Pero no estabas solo en tu desdicha, al enfocar más la vista, perfilaste más personas alrededor tuyo. Algunas todavía inconscientes, y otras ya despiertas. Lentamente todos fueron retomando el saber, pero el silencio prevaleció. La incertidumbre, el temor. ¿Quién te había llevado hasta allí? ¿Por qué? ¿Qué demonios estaba pasando? Alguien comenzó a hablar, y pronto todos empezaron a hacer especulaciones, pero tu sabías que la luz de la vela no duraría para siempre, y que tarde o temprano se extinguiría. ¿Entonces qué? No serías capaz de encontrar una salida en las tinieblas. ¿Intentarás salir ahora? ¿Buscarás aliados para planear algo en conjunto? Piensa las cosas cuidadosamente, querido pecador, los monstruos se ocultan donde menos te lo esperas.

-----------------------------------

Pedimos que tengan en cuenta lo siguiente:

-Los posts no deberán ser excesivamente largos. Recuerden que es una trama conjunta, por lo que buscamos movimiento y no quedarnos estancados. Modérense con el largo de los posts.

-No habrá turnos de posteos, pero si deberás esperar que dos usuarios posteen luego de ti para poder volver a responder tu. De esta manera nos ahorramos que solo un grupo de personas rolee, y unimos a todos.

-Aviso: los personajes pueden salir lastimados en esta trama, pero nada de muerte ( a menos que nos avisen y quieran que algo más fuerte ocurra).

-En este lugar se encuentran todos los del grupo II: vigilantes, exiliados y originarios. Estás en la sala, te han secuestrado y no sabes quien, ni porque. En el lugar hay varias cajas, escritorios, y otros muebles que quizás contengan cosas. Aprovecha la luz de la vela mientras puedas. Solo un aviso: las puertas están cerradas de momento. La administración intervendrá en cualquier momento, estén atentos.

-Cualquier duda, no teman en preguntarnos.

-Participantes:

- Bastian Drechsler
- Robert J. Zillmer
- R. Héddavē Crohënberg
- Irene Brauner
- Emily A. Wells
- Iván Pavelovich
- Bambi M. Newton
- Emil Wolf


exilium




Última edición por Exilium el Vie Mar 29, 2013 3:33 pm, editado 1 vez
avatar
Exilium

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Irene Brauner el Jue Mar 28, 2013 11:43 pm

Después de un par de pestañeos, se dio cuenta que ya empezaba a despertar. Con su suma debilidad trató de levantarse, aunque sintió un dolor insoportable en la cabeza. Aquello distrajo sus esfuerzos y no pudo evitar llevarse la mano a la cabeza, luego gimió al intentar identificar si había alguna clase de herida en la zona. La confusión no hacía más que pesarle la vista, por lo cual le tomó tiempo acostumbrarse a la iluminación que acompañaba. Pestañeó furiosamente, no podía ver nada con claridad. No recordaba exactamente qué había sucedido antes de que despertara. Los trozos de memoria que deambulaban en su mente, no eran más que un par de piezas de rompecabezas que no podían encajar. El antes se teñía de un casual olvido, tampoco podía insistir demasiado. Había otras preguntas que empezaban a aparecer sin control alguno. Respiró. Lo menos que podía permitir era dejarse llevar por la ansiedad; sin embargo, era surrealista el encontrarse calmado en aquella sala en la que ponía pelos de punta a cualquiera. Irene respiró, apoyando sus manos en el suelo. En su garganta se le atragantaba la necesidad de pedir auxilio y desesperarse. El común consejo de contar hasta diez dio apenas resultado, ya que se quedó a la mitad sin muchas ganas de continuar.

¿Dónde…estoy? –De sus labios brotó alguna clase de balbuceo nervioso sin mucha resonancia. Con una lentitud preocupante, trató de encontrar alguna puerta que indicara la salida. Sin embargo la lógica no aplicaba para la situación en la que se encontraba y terminó por desistir, se notaba que era inútil. La oscuridad que inundaba le era familiar, fue entonces cuando el recuerdo se agolpó entre sus pensamientos. La oscuridad había vuelto a ganar. A medias podía recordar que había estado haciendo en el momento anterior a su pérdida de consciencia. Iba a tomar una taza de café y en cuanto alargó el brazo, todo se tornó borroso. Probablemente se encontraba en la cafetería o en su hogar, no podía saberlo con certeza, porque aún su memoria seguía siendo muy engañosa.

No estaba tan sola como sospechaba en un primer instante. Cuando se giró completamente, observó algunas figuras moviéndose y acomodándose, tal como ella se había encontrado. Creyó que se trataba de su imaginación, una ilusión cruel para la cual lamentarse, pero poco a poco se volvieron cada vez más reales. No podía reconocer caras aún, así que siguió pestañeando de forma que la ceguera le dejara de una buena vez. Estaba a punto de acercarse e ir hacia su dirección, mas la inquietud de que no fueran lo que creía ver, volvió a atacarle. ¿Realmente estaba a salvo, ahora? Prefería no buscar alguna réplica para ello.

Y entre los rostros que volvió a observar con más cuidado, había uno que se le hizo conocido de improviso. Ya no podía engañarle. Sin embargo, se quedó en su lugar sin saber si moverse o no.
avatar
Irene Brauner


Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 12/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bastian Drechsler el Vie Mar 29, 2013 5:47 am

Abrió los ojos, viendo poco más que figuras borrosas por un minuto, e inmediatamente se llevó la mano a la cabeza. Un dolor palpitante le atravesaba, ¿le habían golpeado o se había caído solo? No tenía la menor idea. Entrecerró los ojos hasta que logró acostumbrarse al dolor y ver con más claridad. Al momento regresó a su mente el asunto que la había ocupado de forma exclusiva durante las últimas horas: una imagen oscura, una vela consumiéndose iluminando apenas un círculo de la habitación. Y las dudas, junto a una extraña sensación de reconocimiento, un te lo había dicho ¿ves? de su cerebro para su propio cerebro, que ignoró porque aún no alcanzaba a comprenderla. Le interesaba más lo poco que podía ver con sus ojos castigados y su consciencia titubeante.

Se obligó a abrir los ojos al máximo. Había luz y eso ya era un cambio, pero aun así le producía desazón. Giró la cabeza a ambos lados, intentando descifrar de quién provenían las voces que escuchaba alrededor, pero aún no logró identificar a nadie. Sólo una, demasiado familiar, que le hizo arrugar la frente. El nombre se quedó trabado en su lengua. En lugar de responder esperó un poco más, y su mente se clarificó lo bastante como para ponerse de pie y reconocer que... estaba en un sitio totalmente desconocido. Muebles de oficina, cajas de trastero, un ambiente digno de película de terror. No entendía mucho, por no decir nada, pero aun así se obligó a dar una vuelta.

-Irene.- Dijo en un susurro, tocando con las yemas de los dedos su pelo, sólo a modo de identificación. Si intentaba focalizarse en las personas que había allí, ante todo las que conocía, podía lidiar mejor con la inquietud que le producía el estar... allí, sintiéndose vulnerable. Volvió a sentarse, esta vez más cerca de la chica, y miró alrededor de nuevo. Esta vez reconoció caras; ciertas personas con quienes no había tratado mucho, alguien del hospital, Robert. Le observó unos segundos, esperando que le reconociera, al menos como vigilante. Y sus ojos quedaron atrapados en la última de las figuras, quien menos ganas tenía de ver en Harlem. Quiso decir algo, pero no encontró ningún mensaje adecuado a la situación, ya con su consciencia bien recuperada, observando. Necesitaba pensar algo antes de que volvieran a quedarse a oscuras.

avatar
Bastian Drechsler


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 13/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Emil Wolff el Sáb Mar 30, 2013 6:09 am

Me daba miedo, mucho miedo, pero debía preguntar. Afrontar el destino y ser capaz de sacar la billetera y pagar lo que valiese la reparación de mi motocicleta, por mucho que asustase la cifra. Harley ya había establecido un precio, lo podía ver en el brillo codicioso de sus ojos, y sabía que no saldría barato después de todas las piezas que había perdido mi Trasto en el accidente esa misma mañana. Pero justamente cuando había encontrado la valentía de hacerlo y había abierto la boca, todo se apagó. Y si algo me daba más miedo que gastar grandes cantidades de dinero, era la oscuridad. Ya sabes, no poder afrontar los problemas de frente y eso. ¿Como se podía hacer eso si no los veías venir? Sobre todo si ese problema tenía forma de hombre del saco. Pero aquella vez el problema era la mala puta de Harley, que cogiéndome desprevenido por atrás al darle la espalda para mirar al exterior, me dejó KO con un golpe en la nuca.

Me tomé unos segundos para recordar lo ocurrido antes de incorporarme pesadamente y notar como mi cabeza bombeaba de forma terriblemente molesta. Me llevé una mano a la sien y cerré con fuerza los ojos antes de que el dolor empezase a disiparse. Cuando fui consciente de todo, no perdí tiempo en buscar con la mirada a Harley, que se encontraba favorablemente a mi lado y zarandearla bruscamente estuviese inconsciente o despierta.

- ¿Pero tú de qué vas? ¡Dijiste que estábamos en paz, iba a pagarte incluso! ¡No pienso ir de nuevo a tu taller, loca secuestradora!- le espeté cuando me di cuenta de que estábamos en una habitación que no conocía de nada. Y con más gente, en silencio. Sintiéndome tan culpable como si acabase de interrumpir una misa a voz en grito, pedí perdón en voz alta antes de bajar el tono a menos que un susurro para dirigirme de nuevo a Harley.- Pensé que éramos amigos.
avatar
Emil Wolff


Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Localización : Patas arriba

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bambi M. Newton el Sáb Mar 30, 2013 8:39 pm

Dolía su cabeza. Dolía mucho. ¿Desde cuándo tenía ese dolor tan espantoso? Se llevó una mano a la nuca, desde donde provenía la molestia, y la apartó inmediatamente, notándola inflamada. Auch. Abrió sus ojos lentamente, acostumbrándose a la poca visión. Su cuerpo desde el día anterior, vivía rodeado de un miedo constante. La oscuridad era una de sus cosas menos preferidas. Detestaba no poder ver bien en donde estaba. Pero sabía dónde estaba. Era su casa ¿Verdad? Era la habitación en la que había estado tan solo minutos atrás. Pero no. Ese lugar no era su hogar. Podía saberlo porque el suelo era de un cemento frío, y no de madera. Podía saberlo porque escuchaba voces, voces que no podía ubicar en un cuerpo. ¿Dónde estaba? ¿Qué había pasado? Tembló de pavor ante la incertidumbre. Se ordenó a si misma un poco de calma.

Estaba en una habitación extraña. Alguien la había llevado allí. Había un poco de luz, que provenían de velas. No había ventanas y había más gente allí. Poner en orden las cosas ayudó solo un poco a serenarse. Contó hasta tres y respiró profundo. Escuchó entonces una voz familiar y se volteó para ver a Emil. El alivio recorrió su cuerpo en la misma medida en que sintió más miedo. Pero no estaban solos. Localizó a Irene, y los demás aún estaban sucumbidos entre sombras, inconscientes. –¿E-Emil? – Preguntó con la voz temblorosa -¿I-Irene..son…son ustedes? – Quizás eran otras personas y ella les confundía. Las sombras creaban claro oscuros que eran difíciles de definir, mucho más cuando el nerviosismo se apoderaba de su ser. -¿Qué está pasando? – En busca de una respuesta que no tenían, en busca de algo para calmar la intriga. ¿Por qué Dios permitía esta cruel tiniebla?


avatar
Bambi M. Newton


Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 20/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Iván V. Pavelovich el Dom Mar 31, 2013 1:02 pm

Poca memoria o nada era lo que albergaba dentro de una mente magullada, nublada y tan pesada que volver a la realidad parecía casi imposible. Así mismo, intentar atraer los recuerdos anteriores parecía una tarea inocente, por no decir una estúpida misión que no tenía fin ¿Era necesario retornarlos para dar una débil pincelada de mi anterior existencia? Mis deducciones por más esforzadas no arrojaban buenos resultados, y quizás apenas las pensaba. Sin embargo aquellas lagunas mentales eran idiotas, mostraban desde infancias rotas a los últimos instantes que mantuve mi persepción despierta. Un solo golpe, no más dolor que ser soportado en vida. Claro que intenté resistir, las presas más violentas habían terminado bajo mi bota, pero no obstante, esa fuerza era descomunal y su forma una incógnita que me aterraba tan solo de intentar unir la piezas. ¿La escena? Simplemente dejaba en el bosque... Mis propios trozos bien escondidos: en forma de un cadáver mal oliente y poco expresivo.

Ahí estaba, medio despierto, medio dormido. Aturdido sin duda. La cabeza colgaba hacia adelante, con la columna doblada y las ropas escondidas en las burdas tinieblas. Asombroso o no, las voces estruendosas y los susurros delicados no fueron aquello que levantó mi conciencia; era aquella flama bailarina cerca de mis ojos. Despabilé justo a tiempo, mi mejilla tocó el húmedo suelo cuando presencié el alto de aquella cerilla flameante. Tardé segundos en enfocar la mirada, solo acostumbrarme a tal penumbra que lastimaba. Un tanto sudado elevé la visión mientras limpiaba la patina helada de mi frente y con ambas extremidades me alcé del mohoso espanto de aquella habitación. Parecía cerrada: la llama era demasiado pequeña como para albergar tanto oxígeno.

Mis orbes marrones identificaron al instante los participantes de ese ensueño extraño: Bastian y Bambi: el vigilante y la devota ¿Qué rayos hacían todos juntos y revueltos? No me atreví a encarar a ninguno, mantuve la boca inexpresiva sacudiendo mis manos. Era doloroso aún. Era molesto parecer una presa cuando eres el cazador, aunque claramente, por mi mente siempre pasaba la idea más negativa.

-Gloria Patri, et Fili, et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio, et nunc et semper,
et in saeccula saeculorum...-
No acabé, dejé la oración suspendida y me atreví a tocar la pared a mis espaldas. Un momento analizando -Debe existir una forma- hablé.
avatar
Iván V. Pavelovich


Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 21/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Harley Chatterley B. el Dom Mar 31, 2013 1:30 pm

Mi conciencia iba aclarándose lentamente cuando alguien me sacudió por los hombros desaforadamente, gritando como un condenado. No entendía que quería decir en un principio, hasta que las palabras comenzaron a cobrar algo de sentido. ¿Que lo había secuestrado? ¿Qué carajos se había fumado ricitos? Lo miré confundida y ya estaba a puto de darle un golpe en la cara cuando se tranquilizó un poco. Miré a mi alrededor, donde pude distinguir más caras conocidas, y alcé las cejas. Sentía un dolor lacerante en la cabeza, como si me hubiese dado la cabeza contra el para golpes de un automóvil . — ¿Qué demonios...?— me semi incorporé contra la pared, con esfuerzo. Podía oír un rezo, y pronto descubrió que el padre también estaba allí, así que no era ninguna cosa retorcida de la Iglesia. ¡También Bambi! Eso era más que extrañó.

Volteé hacia Emil, molesta — ¿Puedes dejar de decir incoherencias? ¿De qué carajos hablas?— le espeté, nerviosa. No entendía que estaba haciendo allí, lo único que se me ocurría era que era algo relacionado con la quema, pero a Ciro no le veía por ninguna parte. Me froté la nuca y suspiré agobiada. Ya cogería al que nos había encerrado y le partiría algo en la cabeza.


avatar
Harley Chatterley B.


Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 20/02/2013
Localización : En el taller.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 31, 2013 4:36 pm

Se podía leer el miedo en sus ojos mientras trataba de averiguar dónde estaba y porqué. Hacía ya rato que estaba despierta, en silencio, tratando de observar a quienes le acompañaban con ayuda de la tenue luz de la vela. La cabeza palpitaba seriamente en su parte trasera, ¿qué había pasado? Se había hecho de noche en todo Harlem, de repente, las horas avanzaban y su padre seguía sin aparecer... entonces fue cuando empezó el miedo, un miedo que se instauró en el fondo de su estómago y que no la había abandonado, ni siquiera tras el fuerte golpe que la hizo quedar completamente dormida hasta hacía unos minutos.

Escuchó hablar a varias personas, entre ellas a Emil y casi sintió más pena por él que por ella misma, pero no quería hablar, estaba demasiado asustada como para siquiera decir una sola palabra. Sólo fueron las palabras de Iván, el Padre, las que le hicieron reaccionar y clavar los ojos en él, como si fuese la única esperanza de los que allí quedaban. ¿Por qué estaban todos allí? No había nada que les atase los unos a los otros, no eran familia, no eran amigos... sólo Harlem les unía. Movió suavemente la cabeza, observando la llama cada vez más pequeña, temerosa de que el oxígeno terminase por acabarse y que todos murieran allí; pasó las manos por los tejanos largos que cubrían sus piernas y dirigió la vista hacia los presentes otra vez- ¿Qué ha pasado? ¿Por qué estamos... aquí encerrados?-. Estaba lanzando la pregunta al aire como si un designio divino llegase del mismísimo paraíso para acabar con el terror que aquella situación le infundaba... sólo deseaba salir y ver de nuevo la luz... si es que esta había vuelto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Irene Brauner el Lun Abr 01, 2013 9:27 am

Bastian… –masculló en respuesta y se dio cuenta, por la expresión en su compañero, que no se trataba de algún mal sueño. Esa era la realidad que les tocaba, no guardaba esperanzas realmente, pero era cruel que chocara contra esa pared de certidumbre. Él apenas tocó parte de su cabello e Irene se separó levemente, la clase de caricia que uno apreciaba en momentos de emergencia no era precisamente de su agrado. Pero le dejo recorrer hasta cierto punto, luego se acomodó mejor. Mientras Bastian se acercaba a su lado, ella escuchó el despertar de los otros. Algunos se acusaban de lo que sucedía, como si pudiera ser posible apuntar a un culpable. Al menos ahora lo veía ella así, dudaba que se encontrara en ellos, debido a que la gran mayoría parecía haber sufrido el mismo golpe en la cabeza. No dejaban de suspirar adoloridos, quizá habían ocurrido la misma suerte que ella, pero no podía corroborarlo.

Escuchó otra voz que le llamaba tal como Bastian lo había hecho; sin embargo, se podía notar la agitación. El miedo que no podía ser callado aunque uno deseara ignorar el temblor que provocaba en uno. No supo si responderle de inmediato e ir hacia Bambi, pero prefería quedarse en su lugar. Su rostro, a pesar de la desconcierto, le daba el dulce recuerdo de su madre. –Sí, soy yo –No era lo mejor dejarla con la preocupación. Pero no podía replicarle a lo segundo, se ocultó en las sombras que no invadían las luces de las velas. Y escuchó una voz sumamente reconocible por cualquier en el pueblo, luego una oración. ¿Los salvarían con ayuda de los rezos y las súplicas al cielo? Pero estaban atrapados, era muy complicado imaginar cómo saldrían de ahí. Irene volvía a revolver en su memoria, tal vez serviría recordar que había estado haciendo exactamente antes de su despertar. Solo obtuvo imágenes borrosas y una oscuridad sin nombre, tal vez la misma situación en esa misma sala. Alumbrados por una tenue luz de velas, entre susurros que se perdían por alguna búsqueda de esperanza, se encontraban reunidos ante la desgracia. –Bastian, ¿qué es eso al fondo? –Se volvió a él, preguntándole en voz baja, no quería que los demás se enterasen. Señala con su rostro clavado en las mesas y caja que por fin podía ver sin dificultad.


I NEVER PROMISED YOU AN OPEN HEART
You fool me again to quiet my pride... but I'm a human





avatar
Irene Brauner


Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 12/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bastian Drechsler el Lun Abr 01, 2013 9:46 am

Ya todos parecían haber vuelto en sí, o casi. No se sentía demasiado bien allí, encerrado, pero tampoco lo hacía sentado esperando a alguna clase de milagro divino que no iba a ocurrir. Por su experiencia el día anterior, sabía que la luz iba a ser transitoria, que volverían a las tinieblas y ¿qué pasaría? Si alguien les había golpeado y traído hasta quién sabe dónde, bien podría ocurrirles algo peor. Miró a los dos que se estaban peleando y giró la cabeza, ignorándolos. Incluso una oración, lo que le faltaba para completar el extraño grupo que conformaban, todos tirados por el suelo sin saber qué hacer, cada uno con su locura, su tema.

Volteó la cara hacia Irene y le respondió con voz queda. -Son cajas, muebles, no sé.- Miró en dirección a donde apuntaba. -Deberíamos ver si hay algo interesante, pronto nos quedaremos a oscuras, parece.- Ya no sentía la necesidad de estar sentado, sino la de moverse, así que volvió a ponerse en pie. Esperaba que el grupo hiciera lo mismo. Se levantó tirando de la mano de Irene y echó a andar hacia el mobiliario extraño de la habitación. Con un poco de suerte, encontrarían objetos útiles. A su vez miró alrededor mientras caminaba, intentando hacer un pequeño mapa mental de las entradas y salidas del lugar. Aunque estaban cerradas, ya lo habían comprobado. En algún momento tendrían que abrirse, supuso. Quizás era peligroso estar allí, pero tendido en el suelo no iba a lograr nada.
avatar
Bastian Drechsler


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 13/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por R. Héddavē Crohënberg el Lun Abr 01, 2013 3:32 pm

Todo su cuerpo se sentía pesado. Como si cada tramo de su ser hubiese sido engullido por una marejada de olas negras y espesas que la sofocaban en lo más hondo de su inmundicia. Parecía mantenerse en un estado de letargo masivo, como una ficción de cuentos de antaño que se recitan en la infancia y que poco a poco va tomando el matiz real. Sus sentidos iban despertando con cierta delicadeza y su oído fue el primero en agudizarse antes que su propia vista. El olor a guardado y a viejo provocó que arrugase la nariz y justo cuando su diminuto cuerpo intentó moverse, un dolor atizó todo su hemi derecho haciendo que mordiese su labio inferior y diera un silencioso resoplido. Tomó una bocanada de aire antes de incorporarse e intentar controlar el dolor de su cabeza y de su cuerpo. Probó inspeccionar su cuerpo mientras las voces se volvían cada vez más familiares. A diferencia de los demás, ella había sido puesta en una parte oscura detrás de una pila de cajas y escondrijos nunca antes tocados y que de seguro levantarían un manto de polvo tóxico si llegaban a caerse. Hizo memoria una y otra vez en una leve fracción de minuto, pero tan solo podía hallarse en una incertidumbre por no recordar nada. ¿Cómo había llegado allí? ¿Qué había pasado? ¿Donde estaba?. La rubia escrutó su oscuridad a penas y disipada por los tenues haces de luz que morían sin siquiera tocar su piel. Escuchó unos pasos que parecían escrutar la habitación y ella se puso de pie detrás de tantos muebles y cachivaches. Sus rizos enmarañados y un vestido durazno algo arrugado hizo acto de presencia con un peculiar silencio.

- No vais a encontrar nada útil que no sea pescar alguna neumonía por tanto polvo. - Dijo y su voz fue suave, deslizándose por el confín de esa habitación tenebrosa y desolada. Sus ojos se acostumbraron a penas a la poca luz y cuando vio la figura masculina y femenina los estudió sin llegar a un momento en que los hubiese visto, al menos no al hombre. Irene, oh, sí, su mente vagó años atrás en una infancia olvidada y una adolescencia turbia, y aún así sus ojos se focalizaron en los rostros familiares. Bambi. Una sonrisa de alivio surcó su rostro y una tímida sumó a la expresividad angelical de la rubia cuando vio al padre. ¿Qué lugar era ese?. Y lo principal, para qué rayos estaban allí.
avatar
R. Héddavē Crohënberg


Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Emil Wolff el Miér Abr 03, 2013 10:32 am

Harley se incorporó demasiado lentamente para mi gusto, y cuando pareció recobrar la compostura, me respondió mal, como siempre. Al menos no había quedado tocada por el golpe. Si, para entonces ya había asimilado mi aplastante lógica que alguien inconsciente no podía secuestrar a nadie. Ella debía haber sufrido el mismo ataque traicionero que yo. No hacía falta más que ver a la gente que nos acompañaba en aquella habitación oscura. Daba muy muy mala espina.

- Vale, vale. Tú no fuiste, captado.- zanjé el asunto volviendo mi atención hacia otro rostro. Bambi. ¿Qué hacía allí ella? Mis miedos se incrementaron en cuanto comprendí que mi compañera de trabajo podía correr serio peligro, así que olvidándome de todo lo demás, me acerqué rápidamente a ella y casi que la abordé, dándole un susto mayor del que yo sufría.- ¡Bambi! Lo siento. ¿Estás bien? ¿Te han hecho daño? ¿Sabes como hemos llegado hasta aquí? ¿Te han hecho daño? ¿Tú no tienes frío?- Pregunté rápidamente con los nervios a flor de piel, notando como la temperatura efectivamente bajaba, produciéndome un escalofrío.- Tenemos que salir de aquí, ven.- Le cogí de la mano y en ese momento vi otra conocida.- Hey, hola Emily.- le sonreí como de costumbre y avancé hacia la única puerta de la sala con Bambi aún bien controlada. Pero la puerta no cedió por el mango.- Maldición... Aparta.- Solté a mi amada y como en las novelas policiacas, que tenían más ficción que realidad, di una fuerte patada a la puerta. Si esperaba que se abriese, iba muy equivocado, las puertas que cedían a golpes eran lo más ficticio de todo. Lo que era más real fue el dolor de tobillo.- ¡Doble maldición! ¿Y ahora que hacemos?
avatar
Emil Wolff


Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Localización : Patas arriba

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Judy Remington el Miér Abr 03, 2013 4:54 pm

Un sollozo despacio comenzó a resonar por la habitación oscura. Parecía ser un tono lastimado y femenino, muy joven y prolongado. Se cortaba de pronto y volvía a sonar con más energía. Esa era la voz de Judy, que inundó la habitación de repente. Ninguno la había notado, su existencia parecía un azar, una mera equivocación encontrarla allí. Pero no era así, Judy parecía mugrienta, con el cabello enmarañado. Iba retraída, con las manos por las rodillas y los ojos perdidos. Tiritaba de frío y levantando la mano apuntó. Se hizo notar.

-Mmf... mf..- su garganta dolía y cuando estuvo a punto de hablar soltó a llorar nuevamente. Observó con desesperación los rostros que la rodeaban, las caras en la penumbra de aquellos nuevos individuos que parecían aterrarles. Muy nerviosa y trastocada giró la cabeza con energía cuando Bastian y Emil se atrevieron a tocar y golpear. Saltó, todo su cuerpo la acompañó y gritó -¡No!, ¡no toquen nada!- se llevó las manos encima y se acorraló en una esquina. Las lágrimas le corrieron y con la boca temblorosa dijo -¡no, puede volver él! Me tiene aquí desde hace tres días-

Dejó la frase suspendida y nuevamente pidió algo con la mirada. Le crujió el estómago.
avatar
Judy Remington


Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Exilium el Miér Abr 03, 2013 5:10 pm

Narración:

La oscuridad se cierne sobre ti, el temor apoderandose de tus sentidos. La incertidumbre, el pánico. Las respuestas todavía no habían llegado , y con cada segundo que pasaba, una nueva pregunta se formulaba en tu cabeza. De a poco, todos los que estaban en esa sala despertaron. Notaste como algunos lo hacían entre llorosos, otros con pavor y otros afrontando el miedo que de todas maneras los perseguía. Entre gritos, palabras y golpes intentaron salir, y tu los observaste desde tu posición, o quizás fuiste uno de esos que buscó la manera de salir. Sea como sea, por varios minutos nada ocurrió. Las velas se consumían lentamente, y con ellas tu esperanza.

Entonces escuchas un sonido, un click. Las puertas se abren de pronto, como por arte de magia. Una que da a la izquierda, y otra que da al a derecha. Desde tu lugar puedes ver que ambas están sumidas en las sombras, aunque notas que hay varias velas y que podrías llevarte una para investigar. Piensas, meditas tu decisión. Puedes quedarte donde estás, o pasar el umbral de una de las dos puertas. Si te asomas a la puerta de la derecha, puedes escuchar una música tétrica, escalofriante ¿Que se esconderá allí dentro? La de la izquierda, por su parte, parece silenciosa, pero crees ver que algo se mueve entre las sombras. Debes tomar una decisión, y debe ser pronto, quizás sea la única oportunidad que tienes de salir con vida.

Se pide por favor que pongan la opción elegida al principio del post en un quote, y debajo el post normal, así podemos llevar control de quien va a que lado.
avatar
Exilium

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Robert J. Zillmer el Jue Abr 04, 2013 11:02 pm

Puerta Derecha

Había despertado saboreando el polvo de aquella habitación, la imperiosa necesidad de expulsar lo ajeno abrió sus pulmones con una estruendosa tos, el cuerpo le dolía como si hubiera sido tratado cual costal de papas, y la cabeza le aún le palpitaba, suponía, debido al golpe que lo había dejado inconsciente, se sobó las manos, la, nuca, el cuello y permaneció sentado por un rato. Percibía la tenue luz que le alumbraba al igual que las siluetas de las personas, pasados unos minutos consiguió perfilar los rostros de quienes había identificado por su voz y también de aquellos que estaban fuera de su acervo auditivo.

Aquella situación le llenaba de intranquilidad pero al mismo tiempo le obligaba tragarse aquel sentimiento. A pesar de su estancia obligada, jamás se había sentido tan invalido como en ese momento, él y sus iguales tenían cierto conocimiento de lo que pasaba en Harlem, limitado sí pero les daba ventaja sobre los nativos y los exiliados, pero ahí estaban “secuestrados” en quién sabe dónde. Observó a Bastian, otro vigilante como él pero al cual extrañamente le tenía una suerte de aprecio, él junto a los otros comenzaron a acercarse a inspeccionar las cajas, tomó una vela cercana y decidió a hacer lo mismo, estaba seguro que ante aquella incertidumbre quedarse quietos no los beneficiaría en nada, escuchó los sollozos de alguien pero fue el grito lo que realmente le detuvo y desconcertado se atrevió a aproximarse a la muchacha.

-¿Quién es ÉL?- preguntó suavemente para no alterarla más pero haciendo énfasis como si “él” se tratara de una cosa.

En aquel lugar podía esperar todo la escuchó con atención estaba por decirle algo cuando aquellas puertas rechinaron y se abrieron de par en par, en ese momento un escalofrío le heló la sangre de todo el cuerpo. No podían quedarse en aquel sitio esperando a que ese alguien llegara. Desde su posición, echó un vistazo a ambos umbrales, a pesar de la distancia en uno creyó escuchar una polifonía caótica y siguiendo su lógica se decantó por aquella opción, aquella música debía proceder de algún lado. Aunque en aquel preciso momento no se movió, sabía que la puerta derecha sería su elección.
avatar
Robert J. Zillmer


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 10/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por R. Héddavē Crohënberg el Vie Abr 05, 2013 1:06 pm

Puerta derecha

Sus hombros se elevaron en un jalón asustadizo y giró haciendo bailar sus bucles. Una figura menuda y casi ensombrecida tanto por la penumbra como por la mala condición, asomó. Ruth frunció el ceño cruzando su mirada con la de Bambi antes de intentar descifrar las palabras y chillidos de la muchacha. Todo parecía tan confuso incluso para aquellos desconocidos que, temerarios, buscaban una salida. Una que posiblemente nunca habría. Pero entonces la puerta chirrió y se le congeló el alma. Por un momento, su garganta se secó y avanzó unos pasos hacia la muchacha que parecía saber un poco más que nosotros. Pero Ruth se detuvo ante la pregunta arrebatada de sus labios de un hombre que en su vida había visto. Negó con la cabeza, como si las ideas se le vinieran encima en una serenata distorsionada de pánico. Y se acercó a la muchacha aterrada, con cautela. - Me llamo Héd, soy enfermera... ¿Estás aquí desde hace tres días? - Intentó preguntar simplemente, con serenidad antes que nada. Oh, alma caritativa ¿acaso no podía simplemente preocuparse por sí misma y ya?. No, no podía, incluso en esas circunstancias donde el egoísmo tomada bandos, ella parecía impasible ante cualquier crítica. Si estaban secuestrados, al menos ella podía elegir a quien ayudar y a quien no. - ¿Estas lastimada? - Musitó en un jadeo ahogado ya que el dolor de su cuerpo era un tanto molesto al igual que el suave eco de la canción que se colaba por una de las puertas abiertas.


Última edición por R. Héddavē Crohënberg el Vie Abr 05, 2013 4:30 pm, editado 1 vez
avatar
R. Héddavē Crohënberg


Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bastian Drechsler el Vie Abr 05, 2013 2:37 pm

Puerta derecha

Alargó una mano hacia una caja, dispuesto a tantear el oscuro interior, cuando escuchó a alguien gritar. Giró al momento, clavando la mirada en una figura femenina que no había advertido antes. -¿Qué pasa?- Masculló mirándola, no parecía estar muy cuerda, pero ante semejante escena prefería interrumpir el inexistente plan. Iba a preguntar a quién se refería pero Robert se le adelantó. Aunque tampoco tenía demasiadas esperanzas de encontrar respuestas en esa chiquilla histérica. Sonrió ligeramente, tenso, ante las acciones de la chica. No se podía esperar menos de una enfermera joven, se dijo.

Escuchó un ruido y vio cómo las puertas se abrían. Una sensación de frío, más del que ya tenía, le invadió. Podía ver algo moverse en la de la izquierda, ¿y esa música en la derecha? Intentó analizar rápidamente qué podía pasar. Por un lado, una persona, un peligro, una máquina. Por otro lado, otra habitación, un simple tocadiscos dejado en el suelo, definitivamente alguien que había dejado esa siniestra melodía. Directamente se decantó por la última. Tiró del brazo de Irene y la acercó, susurrando a su oído. Quería llevarla con él, preferiblemente a su alcance. También esperaba que los más allegados a él se decantaran por la misma puerta, al fin y al cabo cuantos más fueran más seguros se sentirían, incluso si esa sensación fuera ínfima comparada con la ansiedad y el miedo. -Bien, ¿por dónde queréis tirar? Si nos organizamos, aunque sean dos grupos distintos, iremos mejor. ¿Robert?- Habló con voz firme, le interesaba la elección de su compañero. Aún eran vigilantes, se suponía que guardaban el orden y esas cosas. No le gustaba la idea de que cada uno tirase solo por su camino, así el pánico se multiplicaría.
avatar
Bastian Drechsler


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 13/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Iván V. Pavelovich el Vie Abr 05, 2013 4:39 pm

Me inclino por la izquierda.

El atrevimiento de esos dos mantuvo mi interés alerta, abandonando mi posición reservada para levantarme, alzarme en dos patas con una decisión sombría ¿Qué se creían todos para comenzar a organizar asuntos? Mi mente no me permitía dar un paso sin analizar la cabalidad de posibilidades, pero todo era asombrosamente oscuro, demasiado confuso. Primeramente intenté separar mis acciones externas con tanta información rondando en mi cabeza: estábamos todos allí, ratas, gatos y perros; el enfermo especimen que había planeado tal encrucijada no distinguía de clases ni de edades, pocas aluciones existían entre los invitados, la más evidente: todos en Harlem. Entonces, ¿qué eran esos dos días cubiertos de oscuridad? Era absurdo seguir buscando la razón de aquel encierro, quién fuese su ejecutor. Cada uno buscaba la salida, yo deseaba encontrar respuestas personales: qué tiene que ver esto conmigo.

Ninguna idea me desesperaba más que un egocentrismo cínico. Era importante saberlo, ¿uno tan perverso como yo? No. Nuevamente, la envidia. Insana y mal hecha ¡No podía experimentar cual mis víctimas! Lejos de mi labor divina estaba el arrasar tal pueblo de aquella demencia colectiva, ¿tendrían los demás algún secreto oculto? Sí era así, simple era la respuesta. Di dos pasos entonces, con la hipótesis rondándome y de pronto esa puta desnutrida comenzó a lloriquear. Los actos se detuvieron, lancé una mirada por sobre el hombro y visualicé con sorpresa las dos salidas que se cernían frente a nosotros.

La derecha, un tocadiscos viejo, hacinado en el suelo y con una oscuridad lamiéndole las notas. Lo desconocido me superaba, los vacíos y los espacios inhóspitos. Escuché las propuestas más no las consideré. Y no de arrogante, más bien de altruista. "Él", quien quiera que fuera estaba presente, nos vigilaba sin duda. La puerta izquierda causaba una repulsión, con su silencio y sus movimientos interiores. Eso me agradaba, la falta de sonido que te crispa los nervios pero no te distrae. No me importaba morir con tal de encarar al desdichado que encerraba un favorito del diablo entre otras ovejas. Por lo que decidido regresé con agresividad a examinar los objetos que Bastian había vislumbrado en aquellos muebles y cajas.

En la penumbra palpitante que entregaban las pocas velas, tomé con decisión un objeto cualquiera, parecía pesado pero manipulable y haciendo caso omiso de la chiquilla loca -quizás con experiencia- apunté contra un armazón de madera para romperlo. Quise obtener una amplia vara, que mantuve en mis manos. A su vez rajé el largo de mi hábito informal, enrollando la tela en la punta de este, bastante género, grueso. Agarré una vela y comencé a rociarla con cera, buscando sellarla. Más necesitaba alguna cosa para mantenerla viva.

-Momento, revisen sus bolsillos- hice hincapié para todos -cualquier cosa nos vendría útil, especialmente combustible, inflamables, lo que sea-
avatar
Iván V. Pavelovich


Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 21/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Irene Brauner el Dom Abr 07, 2013 12:20 pm

Puerta Derecha

Sin oponer resistencia, dada la crítica situación, Irene decidió dejarse llevar por la mano de Bastian y además, abandonarse a su guía. Entre los demás podían encontrarse originarios, entre amigos y conocidos, pero ella prefería resguardarse en la protección de él, con una fe ciega que necesitaría para más tarde. Le acompañó hasta donde estaban esas extrañas figuras que en un comienzo no había reconocido como un conjunto simple de cajas sin nada más que envueltos en una capa de polvo y misterio. Antes de que pudiera levantar por otra pregunta, algo salto de ese lugar. O mejor, alguien. Aquello le dio un vuelco en el corazón a Irene, que no pudo más que respirar para tranquilizarse, se trataba de Ruth. Al menos en el desastre en el que se veía, no era tan terrorífico como tenía en mente. Sino hasta que ese sollozo interrumpió a todos los presentes.

No deseaba acercarse a la otra persona, que parecía lo bastante trastornada como para acercarse sin sentir la desesperación que despedía a flor de piel. ¿Cuanto tiempo llevaba ahí y a quién se refería? No hubo tiempo para hacer grandes teorías, porque luego sucedió lo impredecible. Ambas puertas se abrieron, ¿por fin eran libres? Nadie podía estar seguro. Sin embargo no hubo alguna luz que los rescatara, solamente más oscuridad. Irene apretó la mano de Bastian, tenía la certeza de que terminaría eligiendo el camino del otro. Esperaba que al menos no fuesen en un grupo reducido, de tal forma que no fueran solos.

A la derecha y a la izquierda, no existía la mejor opción en estos casos. La menos peligrosa o peor, tenía de preferencia como característica. La música no hacía más que alarmarle; sin embargo la oscuridad consumida a la par de lo desconocido y de algo que se encontraba ahí esperándoles, le ahogaba cualquier espíritu de valor. Pero decidió no perderse entre gritos desesperados y sollozos incontrolables. En cierta manera, ahora él le servía de calmante, pero sabía que también dependería de ella. "Quédate cerca mío, no te separes de mí", le oyó susurrarle. –No me sueltes –le replicó, apenas él había acabado. Mentiría si no dijera que aunque ello sonara a mentira, esperaba sinceramente que fuera una promesa sincera y nada pasara en adelante. –Necesitamos luz, tal vez como las velas. –Y así como el padre que también preguntaba por cosas que sirvieran como para encender fuego. Buscó en los bolsillos de su vestido. No supo si suspirar de alivio, una pequeña caja de cerillas (con pocas, era posible). Ahora podía recordar más de lo sucedido, ella en su cocina intentando calentar el agua. Luego, guardando cuidándose la caja quién sabe para qué. En la luz estaba la esperanza, decían.


I NEVER PROMISED YOU AN OPEN HEART
You fool me again to quiet my pride... but I'm a human





avatar
Irene Brauner


Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 12/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por R. Héddavē Crohënberg el Miér Abr 10, 2013 8:02 am

Puerta derecha

Desesperación. Cuando todo se viene abajo eso es lo único que te queda. Pero no para Ruth, en esos momentos, en su cabeza sólo rondaba el esfuerzo de recordar qué hacía cuando la trajeron, pero absolutamente nada, era como si su cabeza estuviese... fresca. Se sorprendió al ver que la muchacha no tenía ni un rasguño a más de los temblores y de la desconfianza, pero físicamente al menos, no había nada que Ruth pudiese hacer, mucho menos menguar el hambre que pudiese tener, o la sed. Y ella se sentía tan inútil. Sus ojos vagaron por los tenues rostros de cada uno, estudiando detenidamente en la biblioteca de su mente, pensando si había algo que los llevase a un punto común, pero solamente podía llegar a la conclusión de que conocía a algunos -unos más que otros - pero a otros no, ¿qué tenían en común?. Nada. O tal vez nada que Ruth en ese momento supiese.

- Derecha, derecha, me gusta la música... - Murmuró para sí antes de notar como sus manos hacían nudos entre ellos, y apretó sus labios intentando ahogar un leve gemido de miedo. - Debemos movernos, quien sabe si la puerta se cierre o qué cosa loca nos salga - Murmuró y se sorprendió de lo serena que se escuchó. Hurgó en sus bolsillos laterales que hacían un juego en lo abombachado del vestido y para su sorpresa encontró algo. Oh, sí. Vendas, algodón y un pequeño frasco a medio llenar de alcohol. Y entonces pese a no recordar mucho, sacó la conjetura. Si ella cargaba eso, obviamente había estado en el hospital, justo a la hora de salida cuando todos se cambiaban de ropa y como siempre, iba sacando de a poco algunas cosas de allí y las tenía de reserva por un si acaso. últimamente revisaban los bolsos de cada persona que salía pero nunca detenidamente a la persona. Una falla democrática, tal vez. Su corazón latía frenéticamente y tuvo que cerrar sus ojos en un intento de tranquilizarse. En silencio, lo último que Héd quería era dar problemas, preocupar a los demás, o bueno, quien sabe, dudaba que le preocupase a alguien desde que ella en ese grupo, era absolutamente... Demonios.. La única exiliada.
avatar
R. Héddavē Crohënberg


Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Exilium el Dom Abr 14, 2013 9:42 am

Puerta Derecha: Has entrado y te ha absorbido la oscuridad. Cuando todos lo que eligieron esta puerta se encuentran dentro, la misma se cierra de un portazo. Puedes intentar abrirla, pero no habrá resultado. Y así como la puerta se cierra, dejándote dentro sin salida, la tétrica música se hace cada vez más y más fuerte. Entonces lo escuchas, una risa malvada que te genera un escalofrío. De pronto se prende una luz en el techo que te deja ver como las paredes están llena de huecos. Muchos huecos por todas partes que ocultan un secreto. Puedes ver que las paredes también están escritas con dibujos infantiles, con palabras inconexas que dicen “Día del juicio”..Pero eso no es lo que debe preocuparte. De pronto un cuchillo sale volando de uno de esos huecos, estrellándose contra la pared contraria. Y así como salió uno, salieron muchos más. Un cuchillo detrás de otro saliendo de los huecos de las paredes. ¿Quieres escapar? Hay una puerta trampa escondida en una de las paredes, si logras encontrarla podrás salir.

Off: La manera de salir correctamente será eligiendo un número al azar. Uno o dos. Deberás poner al inicio del post lo siguiente:
Puerta derecha-Número elegido.
Si eliges correctamente, pasarás, si no, te quedarás en la habitación. (Recuerden que nadie morirá, no se preocupen por esto)


Puerta Izquierda:
Has entrado y te ha absorbido la oscuridad. Cuando todos lo que eligieron esta puerta se encuentran dentro, la misma se cierra de un portazo. Puedes intentar abrirla, pero no habrá resultado. Y así como la puerta se cierra, dejándote dentro sin salida, una tenue luz se prende en las esquinas de la sala. ¿Acaso había vuelto la electricidad? No. Para nada. Te das cuenta que la luz es fuego. ¡La habitación se está incendiando! Pronto el humo del fuego empieza a llenar todo. Las cuatro esquinas se prenden fuego y no sabes como. Lo único que sabes es que debes salir de ahí lo más rápido que puedas, pero ¿Cómo? Hay una puerta trampa en una de las paredes, si logras encontrarla podrás salir.

Off: La manera de salir correctamente será eligiendo un número al azar. Uno o dos. Deberás poner al inicio del post lo siguiente:
Puerta Izquierda-Número elegido.
Si eliges correctamente, pasarás, si no, te quedarás en la habitación. (Recuerden que nadie morirá, no se preocupen por esto)
avatar
Exilium

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bambi M. Newton el Mar Abr 16, 2013 1:35 pm

Puerta izquierda – Número elegido por Emil

Se dejó estar momentáneamente. Su mente divagando entre el miedo y la curiosidad que suponía ese extraño lugar. Y mientras miraba sin ver y asentía a todas las preguntas de Emil, trataba de ocultar el temor que recorría su cuerpo poco a poco. Como una trampa mortal que iba paralizándola. Se obligó a serenarse, y de pronto se dio cuenta que Emil intentaba patear la puerta, claramente en vano. Ruth también estaba ahí, y temió por ella, y por lo que pudieran hacerle a su amiga. Había que salir, pero no sabía como. De repente las puertas se abren, una a la derecha y otra a la izquierda. De una salía una música espantosa, y la otra simplemente permanecía a oscuras. –No..no me gusta esa música – Dijo, aferrandose con más fuerza a la mano de su amigo, que en esos instantes, servía como pilar para no caerse.

En un acto de fe completamente ciega, se inclinó por la puerta de la izquierda, arrastrando consigo a Emil, y a cualquiera que quisiera seguirlos. No había muchas opciones, y antes de entrar donde esa música tétrica se escuchaba prefería la otra, que estaba silenciosa. En la oscuridad absorbente de esa nueva habitación, intentaba no separarse de su amigo ni por un segundo. -¿Será…será por aquí? – Inquirió en el momento justo en que la puerta se cerraba, y una luz comenzaba a surgir de una de las esquinas de la habitación ¿Acaso había regresado la electricidad?


avatar
Bambi M. Newton


Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 20/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Bastian Drechsler el Sáb Abr 20, 2013 1:44 pm

Puerta derecha - Uno

Avanzó en dirección a la música, tal y como había decidido por él e Irene, junto a los demás. Con la chica pegada a él, se sentía intranquilo, pero en cierta forma responsable de la estabilidad emocional de esa chica. Incluso si la situación amenazaba con superarle, tenía que ser mejor que el miedo, sabía cómo gestionarlo. Sólo debía hacerlo bien. Incluso si escuchaba una risa escalofriante. Miró de reojo a Irene. No era el momento de entrar en pánico.

Entonces se encendió una luz y se encontró en una habitación llena de agujeros. Intentó inspeccionarlos, pero al momento una serie de cuchillos empezaron a salir de ellos. -¡Cuidado!- Gritó, dando un paso hacia adelante, pasándole uno de ellos muy cerca de él, e inspiró con fuerza. Necesitaba una forma de escapar, una puerta, un hueco seguro, algo. Si habían podido entrar allí, debía haber una forma de salir. Pero definitivamente tenían que hacer algo, o acabarían hechos pedazos.
avatar
Bastian Drechsler


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 13/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Emil Wolff el Sáb Abr 20, 2013 4:17 pm

Puerta izquierda - Dos

Todo pasó tan rápido que ni siquiera entendí porqué no me había fijado antes en la segunda puerta. Y yo torciéndome tobillos para nada. Dejándome arrastrar por Bambi, me vi cojeando ligeramente al seguirla, agradeciendo que hubiese tomado la elección de la izquierda. Aparte de que la música de la otra salida era terrible para mis oídos, me tranquilizaba un poco más que Iván el cura hubiese abierto el camino hacia allí. Así estaríamos protegidos por la gracia del Señor, seguro.

Pero no, Dios tenía que estar en plan sarcástico precisamente hoy... Nada más entrar a la siguiente habitación, la puerta se cerró y quedamos totalmente a oscuras, aumentando así mi inquietud por ser atacado en cualquier momento por el hombre del saco. Apreté la mano de Bambi hasta que vimos todos una luz en una esquina y me permití renovar la confianza en nuestra salvación. Solo para que segundos después entendiese que nos íbamos a carbonizar todos allí encerrados. Genial.

- Ya tiene ahí su combustible, padre.- murmuré antes de sentir como un abrasador calor nos rodeaba y nos obligaba a permanecer en el centro de la sala. Me quité la americana que llevaba puesta y se la entregué a Bambi.- Tápate, no respires humo.- le solté de la mano y me aventuré a tantear una de las paredes, intentando ver alguna salida esquivando llamas y parpadeando más de la cuenta. El humo empezaba a no dejarme ver nada con los ojos llorosos. No quería pensar en lo peor pero... estaba bastante negra la situación.
avatar
Emil Wolff


Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Localización : Patas arriba

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Iván V. Pavelovich el Sáb Abr 20, 2013 4:39 pm

Puerta Izquierda - Uno

Los aportes personales escondidos en aquellos bolsillos parecían no cumplir gran ayuda, y casi en un acto de exhasperación me hicieron motivarme a entrar en la puerta izquierda. Eso, y las ideas que rondaron por mi cabeza segundos antes. Un cuarto negro y con sonidos extraños. No era el único en aquella habitación y más que ayudarme sentía una responsabilidad que me llenaba de pánico, una ilusión que todo sacerdote espera no ser convertida en realidad: probar, sí, demostrar que todos los sermones de la iglesia valían la pena, que al menos los rezos eran una carta escondida para cambiar el eje del mundo, del destino. Hace bastante tiempo había descubierto que no era así, nada ni nadie por muy bueno o malo podía mover los redirigir los hilos del mundo, pero al menos, ¿lograría interrumpirlos?

Bambi y Emil, devoto dúo que se formó a mi lado. Ignorante más allá de los sentimientos fruncí el ceño cuando la puerta se cerró de par en par. No volteé detrás de mis pasos, solo continué el camino por la negrura hasta que la luminosidad nació de pronto -Esto no es...- y mis palabras fueron cortadas. Me planté con las piernas rígidas y los ojos bien abiertos, una sorpresa desesperante que atrajo cientos de difusos recuerdos a mi mente ¿Cómo podía desconocerlo? Era eso fuego, un incendio, el olor de mi infancia traída a mis fosas nasales.

-No era esto a lo que me refería Emil- lo nombré, seco y apretando los dientes. No dudé en ningún instante y aproveché el humo incipiente para dar una última mirada a la oscura habitación. Lo segundo fue una tarea más obvia, pero complicada: los protegí. Claro, ¿buscaba acaso redimirme? No. Hice lo que parecía correcto hasta para un imbécil como yo.

Alcancé con mi chaqueta las cabezas de los tres, y en pocos segundos lancé todo mi peso contra el suelo. Quedando tendidos elevé la mirada, buscando una respuesta por segundos provisionales -Respiren pausado el poco oxigeno que nos quedará, por convicción siempre este bajará- química sencilla en papeles, pero en práctica era un suplicio.
avatar
Iván V. Pavelovich


Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 21/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Tinieblas | Trama Global [Grupo II]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.