Invierno


01

Abril

2013
Últimos temas
» ✝ Dementium: Welcome to Ibernbur Island {Normal}{+18}
Lun Jun 17, 2013 8:17 am por Invitado

» The End of Our Days [Afiliacion Elite]
Lun Jun 17, 2013 3:02 am por Invitado

» Skipping Stone - Afiliación Élite Confirmada
Miér Mayo 29, 2013 1:41 pm por Invitado

» We Came to Smash - Elite
Vie Mayo 17, 2013 12:24 pm por Invitado

» Rendez-vous; Héd
Jue Mayo 16, 2013 6:04 pm por Irene Brauner

» •• Dirty Passion +18 {ÉLITE} Cambio de botón.
Mar Mayo 14, 2013 6:22 pm por Invitado

» No hay estrellas en este cielo [ Lodewijk ]
Dom Mayo 12, 2013 10:14 pm por Lodewijk T. van Otterloo

» The Balance [Normal]
Vie Mayo 10, 2013 10:21 am por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {+18 || Terror || Un año Online }{Élite}
Lun Mayo 06, 2013 8:14 am por Invitado

Burn In Hell RPGPhotobucketMementoGossip Girl RPGDirty Passionthe game is onFatal Beauty Hogwarts ReductoCruel Intentions

Fearless | Kat

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fearless | Kat

Mensaje por Matthew L. Amsel el Sáb Abr 27, 2013 11:54 am

Había jurado que el aviso había sido lo suficientemente claro. En letras grandes y se había esforzado para que su letra fuera legible, lo cual le había tomado bastante horas practicando.

Se necesita ayudante (acercarse al cementerio para más información).
No podía comprender, ¿qué era lo que había hecho mal? Caminó en círculos alrededor de su pequeña sala. Quizá la gente ya no sabe leer por aquí, caviló en alguna que otra teoría acerca de por qué nadie había aparecido esa semana a atender a su pedido. Iban a ganar dinero, ¿qué más querían? ¿un seguro dental? Se carcajeó ante la idea y terminó por caer al suelo. Demasiada imaginación, podrían tener algunos. En aquel pueblo muerto, los acuerdos se trataban con las manos y...ahora recordaba que tenía que lavarse las suyas. Advirtió la suciedad en sus uñas, alargó la palma de su mano y recordó que siempre se olvidaba de limpiarse después de encargarse con el trabajo. ¿Qué más daba? Luego seguiría trabajando, tenía mejores planes para esa tarde y de repente no era tan importante conseguirse un ayudante. Trató de levantarse y apoyarse en el suelo con sus manos, cuando sintió algo pegajoso en una de ellas.

Basura, tal vez alguna crema que había usado y ahora lucía...verde. Verde, interesante.

Bueno quizá sí necesitaba un ayudante o alguna clase de ser, que pudiera ayudarle organizar ese espanto que tenía como hogar y como taller. Se irguió por completo y visitó las pequeñas habitaciones. En una (lo que parecía una cocina), el fregadero estaba lleno de platos sucios y frascos que utilizaba y ya estaban vacíos. Miró de reojo y se desentendió por poner alguna clase de orden. Siguió andando, hasta toparse con el baño, en el cual el suelo estaba lleno de de tierra por sus pisadas, nunca solía quitarse las botas que se la pasaban cubiertas de barro y olor a muerte provenientes del cementerio. Ingresó y abrió con dificultad el grifo del lavadero, masculló un par de maldiciones, puesto que tenía que soportar aquello cada vez que le tocaba abrir. El agua discusrrió sobre su piel y frotó continuamente para sacarse de encima esa extraña sustancia. No quería hacerse más preguntas y en cuanto hubo terminado, solamente sacudió ambas manos sin dedicarse a buscar una toalla.

Saltó de un lado a otro, en cuanto se acercó a su propia habitación, al fondo en el pasillo, sonrió sumamente contento. Si hubiera una posible descripción de aquel cuarto, cualquier hubiera pensando que algún tornado había pasado por ahí. Papeles y apuntes en el suelo y la mesa de noche, basura por todos lados, frascos y hasta una pala casi al lado de la cama. Otra vez, pisadas de tierra cubrían el suelo en un magnifico diseño grotesco para cualquiera que fuera maniático por la limpieza. A Matthew no le importaba demasiado y podía dormir como un oso en ese lugar inmundo. Estaba a punto de echarse encima para tomar una siesta y luego volver al trabajo, cuando escuchó un débil golpe en la puerta. Tan indeciso, tan inesperado.

Corrió desesperado, evitando los obstáculos a medio camino y pateando más de una silla en el recorrido. Sin embargo, no lo logró y tropezó estrepitosamente, un ruido seco y un par de vasos (que se hicieron añicos) que estaban encima de una pequeña mesa provocaron un escándalo menor. Cualquiera pensaría que se habría hecho daño, pero volvió a saltar como si nada hubiera pasado y se acercó a la puerta. La abrió de improviso, de par en par.

¿Sí? ¿Quién anda ahí? ¿Vienes por el aviso? ¿Estás listo, preparado y apto para este trabajo? No importa, no respondas, ¡Estás contratado! –Dijo sin detenerse por un solo segundo y menos a respirar. Casi como un trabalenguas, si alguien le entendía, pues se trataría de alguna clase de milagro. Ni siquiera se dedicó a mirar quién estaba en la puerta, si era hombre o mujer, él no daba interés por los 'detalles'. Estaba más concentrado en que el sujeto de la puerta se convirtiera en su ayudante como a de lugar.
avatar
Matthew L. Amsel


Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Localización : Con tu mami.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.